viernes, 13 de septiembre de 2013

Puppeteer para PS3 y no pierdas la cabeza



 El nuevo juego Puppeteer  programado por los genios del estudio que Sony tiene en Japón, desarrolla una acción en dos dimensiones con imágenes impactantes y un precioso colorido,  este juego de plataformas  nos introduce en un teatro, en el que tendremos que manejar marionetas, que actúan en una función, rodeados de un publico que reacciona ante nuestras acciones.


Puppeteer, narra el viaje de un niño que busca la forma de volver a su casa, con la mala suerte de perder su propia cabeza.  El temible Rey Oso Luna ha raptado a muchos niños de la tierra, convirtiéndolos en marionetas para comerse sus cabezas.
En Puppeteer, la amenazadora garra de hierro del tirano aumenta su poder con las pobres almas incautas que somete. Nadie ha tenido el valor de enfrentarse a tan terrible enemigo, si alguien lo ha intentado no ha vuelto para contarlo. ¿Quien lograra tan difícil tarea?
Parece ser que hay alguien lo bastante loco o valeroso para intentarlo. Kutaro un pequeño personaje que tendrá que descubrir la manera de vencer  al los 12 generales que sirven al rey Oso luna, para llegar hasta tan malvado enemigo.


Puppeteer. En esta aventura de fantasía puedes usar la cabeza o perderla.
Kutaro Debe de huir del siniestro castillo del rey Moon Bear convertido en marioneta.
Debes de usar unas tijeras mágicas para  cortar y modificar tu camino.
En el juego puedes cambiar de cabeza para adaptarte a distintas situaciones con las que veras de forma diferente, y encontraras pistas para el regreso a casa.


Prepararos para el espectáculo que estos títeres de Puppeteer nos ofrecerán en un mundo mágico en que se unen lo fantástico y lo extraño dentro de un peculiar teatro en una  obra  que se estrena en Play Station 3.




Titulo: Puppeteer
Producido: Sony
Desarrollado: Sony Japan Studio
Distribuido: Sony
Nº deJugadores: 1
Precio: 39,99 €
Formato: Blu-ray
Hablado: Castellano
Escrito: Castellano
Online: No
Página  oficial: http://es.playstation.com/puppeteer/

No hay comentarios:

Publicar un comentario