viernes, 6 de septiembre de 2013

Cultivan un mini cerebro humano con células madre


Científicos austriacos han utilizado técnicas regenerativas para hacer  crecer un cerebro humano en miniatura en el laboratorio.

Los investigadores comenzaron con células madre que son capaces de transformarse en diferentes tipos de células. Después de dejarlas  desarrollarse,  se les indujo un patrón. Usando  un biorreactor para mejorar las condiciones de cultivo celular, obteniendo tejido de un órgano cerebral similar al que se encuentra en algunas regiones cerebrales.
Los mini-cerebros se desarrollarón en regiones distintas, incluyendo una corteza cerebral, la retina, las meninges y el plexo coroideo. Pero estos dejaron de crecer después de dos meses. Los investigadores austriacos, dirigidos por Jurgen Knoblich del Instituto de Biotecnología Molecular de la Academia Austríaca de Ciencias, dijo que  la ausencia de un sistema de circulación, produjo que  el núcleo del mini-cerebro probablemente no recibiera nutrientes u oxígeno para seguir creciendo adecuadamente.


En cambio, los científicos austriacos piensan que cultivados en un  laboratorio los mini-cerebros podrían ayudar a impulsar  los estudios sobre la masa cerebral y sus trastornos.
Los investigadores médicos necesitan urgentemente mejores modelos para estudiar las enfermedades del cerebro, debido a que los  utilizados en animales carecen de la complejidad estructural que caracteriza a los cerebros humanos, por lo que a menudo no simulan adecuadamente las enfermedades humanas.
El equipo IMBA demostró que los mini-cerebros podrían ofrecer ese modelo. Ellos producen primero las células madre pluripotentes inducidas desde el tejido de la piel de un paciente con microcefalia. Mediante el desarrollo de un mini cerebro de estas células, los científicos fueron capaces de hacer crecer un órgano cerebral que tenía el mismo problema. La microcefalia se caracteriza por tener un  cerebro pequeño , lo que causa potencialmente graves problemas de desarrollo.


Observar el cerebro microcéfalo llevó a los investigadores a la hipótesis de que el trastorno se produce cuando la diferenciación neuronal ocurre demasiado pronto durante el desarrollo cerebral, obstaculizando las células madre y progenitoras que de otro modo estimularían el crecimiento  adicional.
La esperanza es que los cultivos cerebrales pueden ser producidos para modelar otros trastornos del cerebro. También podrían proporcionar un medio para probar nuevos medicamentos asegurándose   de que no causan defectos  u otros trastornos.

Fuente: IMBA

No hay comentarios:

Publicar un comentario