domingo, 10 de noviembre de 2013

Gimball es un robot esférico que vuela donde otros no pueden


Técnicos del  Laboratory of Intelligent Systems han desarrollado un robot volador envuelto en una jaula, que choca en el aire contra los objetos que encuentra imitando el movimiento de algunos insectos.

En general, los robots voladores están programados para evitar los obstáculos, que no es tarea fácil, en ambientes rodeados  de cosas. En el Laboratorio de Sistemas Inteligentes , han pensado que los robots voladores deben ser capaces de interactuar físicamente con el entorno. Si nos fijamos en los insectos,  chocan a menudo  con los obstáculos y continúan volando después. Por lo tanto han  diseñado Gimball , un robot volador que puede chocar con los objetos sin problemas. Gracias a una jaula esférica giratoria pasiva, que se mantiene estable incluso después de recibir golpes por todos lados. Este enfoque permite Gimball  volar en los lugares más difíciles sin sensores complejos.



El concepto del marco interno comprende todo lo que un robot volador necesita para estabilizar el vuelo: un rotor coaxial, dos superficies de control, de la batería y la electrónica de control. En caso de colisión, marco protector esférico de Gimball evita obstáculos al tocar el marco interior y puede girar pasivamente gracias a un sistema de cardan (de ahí el nombre). De esta manera, la fuerza de contacto no afecta a la orientación del marco interior, cuyo centro de masa también se equilibra  cuidadosamente. Esto permite al bastidor interior  permanecer siempre en posición vertical y mantener el robot en vuelo estable.
Podría ser útil en la búsqueda de personas o para tomar datos de lugares inaccesibles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario