viernes, 22 de noviembre de 2013

Criaturas sintéticas podrían salvar la naturaleza


La posibilidad de que seres bio-sintéticos sean  liberados en la naturaleza para salvar especies en peligro de extinción y limpiar la contaminación, es un proyecto futurista  de investigación  propuesto por la diseñadora Alexandra Daisy Ginsberg.
La idea es colocar en la naturaleza una especie de micro robots que se ocuparían de regular y mantener el equilibrio de los procesos biológicos.

El proyecto fue desarrollado para una exposición supervisada por Ginsberg llamado diseño para la Sexta Extinción, que trata sobre la biología sintética llamada  Grow Your Own ... La vida después de la Naturaleza en la Science Gallery de Dublín.
La exposición,  se inauguró la semana pasada y continuará  hasta el 19 de enero de 2014, presenta una serie de instalaciones para diseñadores, artistas, científicos y otros que explican y provocan debates sobre la biología sintética,  una disciplina emergente que consiste en el diseño y creación de productos biológicos.
El idea ha desatado controversias, la comunidad conservacionista no esta de acuerdo en que tengamos que intervenir de esta manera para salvar el planeta.

El proyecto se compone de cuatro organismos bio-sinteticos:


Unas  babosas  que reducen los niveles de acidez en el suelo para hacerlo más fértil, remediando el efecto de la contaminación.



Los hongos de tipo pedo de lobo que en realidad son bombas de membrana, que expulsan una especie de gas que actúa como un suero en los arboles.


Las pequeñas criaturas como puercoespines o erizos,  son dispersores de semillas móviles. Sus espinas gomosas recogen las semillas en su piel y las dispersan a su alrededor.. Para aumentar la biodiversidad.



Una biopelícula que crece en las hojas, absorbe contaminantes y los virus, eliminándolos de forma segura cuando las hojas caen en otoño.


Las criaturas serían diseñadas, patentadas y producidas por  empresas, de la misma manera que los productos industriales se desarrollan hoy en día. Las compañías podrían utilizar a las criaturas como una forma de "compensación de la biodiversidad", para  paliar los daños ambientales causados ​​por sus actividades.


El proyecto está diseñado para provocar el debate sobre cómo los organismos artificiales podrían ser utilizados para resolver problemas ambientales.
"Estoy mirando cómo podríamos hacerlo  utilizando la biología sintética", dijo Ginsberg . "La idea es que podamos preservar o mantener un estado de naturaleza el uso de organismos sintéticos que están diseñados para salvar a otras especies."


Imagen que muestra las cuatro criaturas sintéticas que coexisten en un bosque.

En un futuro se podrían utilizar bacterias que servirían como unidades de disco duro, pudiendo almacenar datos y controlar el crecimiento de las células. Y más adelante se crearían otros bio-organismos para tratar enfermedades en humanos.

 Diseñadora del proyecto: Alexandra Daisy Ginsberg


No hay comentarios:

Publicar un comentario