lunes, 16 de noviembre de 2015

La compañia Vanke de China, desarrolla un coche sin conductor alimentado por energía solar



China es el país más poblado del mundo y aunque parezca inaudito  tiene escasez de mano de obra. Para poner remedio a eso Vanke una  Compañía de bienes raíces de China , ha estado trabajando en el desarrollo  de coches sin conductor  y robots de asistencia, para que realicen varias labores por si solos.  Vanke, el mayor promotor inmobiliario del país ha terminado de trabajar en un coche patrulla de  auto-conducción, que forma  parte de varios proyectos basados en el   desarrollo de  robots autónomos  de Vanke,  con  el objetivo de llegar a implantarlos en los núcleos urbanos. Según la compañía, están  probando el coche  sin conductor y ahora se centran en la preparación de  un robot especializado en la limpieza de calles, que se dará  a conocer a finales de este mes.

El Vehículo  autónomo  de Vanke es alimentado por paneles solares, que permiten un uso continuado con  una carga   durante  un día completo. El coche tiene capacidad para seis personas y  puede circular a  una velocidad de 22 mph (aproximadamente. 35kmph). El Vanke Car es guiado por el GPS  que lleva incorporado y puede ejecutarse en una ruta fija colocada con imanes.



Dado que el coche no necesita para nada la  intervención humana, El autocar es  capaz de evitar obstáculos por si solo. El vehículo  cuenta con radar en la parte delantera  que detecta obstáculos, y  si fuera  necesario, puede activar los frenos para detener la marcha. A diferencia de los coches sin conductor de Google que están hechos para circular por las  calles  entre el tráfico, los vehículos  de Vanke solo pueden moverse por espacios controlados.



Según dijo el supervisor del proyecto de Vanke, Zhang Jinming,'estos coches sin conductor podrían suplir la falta de personal además de  resolver  cuestiones de movilidad y habitabilidad'.

En primer lugar,  (el coche sin conductor) es más seguro. No va a causar accidentes que se deben a errores humanos, como los que tienen habitualmente los conductores que están ebrios o con sueño. En segundo lugar, puede ahorrar costes de mano de obra. Esperamos que estas innovaciones puedan llegar a ser el futuro del transporte urbano.




Vía: Reuters

No hay comentarios:

Publicar un comentario