sábado, 7 de noviembre de 2015

Investigadores desarrollan nanobots de grafeno que funcionan con luz y calor


El desarrollo de nuevos dispositivos  de  nanotecnología,  podría ser un avance muy útil en muchos campos de la ciencia, este robot de origami es un ensayo de lo que nos depara el futuro, su composiciòn básicamente esta hecha de un material de grafeno ligero. El proyecto forma parte de una investigación realizada por un equipo de ingenieros chinos y científicos de materiales en la Universidad de Donghua de Shanghai consiguiendo un método único para mover las hojas de grafeno casi como si de un robot controlado por un mando a distancia se tratara.

El material está hecho de capas de óxido de grafeno, una hoja de carbono y compuestos elaborados a partir de hidrógeno y oxígeno. La capa superior de óxido de grafeno absorbe el agua y cuando se expone al calor o la luz se libera el agua y las curvas de material  hacen que se mueva en la dirección deseada.




Según Hongzhi Wang, investigador de materiales en la Universidad de Donghua de Shanghai, China, el proceso de absorción  y  expulsión de agua es muy rápido,  esto hace que el material sea muy ágil en su movimiento. El grafeno es un material muy fuerte, por lo tanto, cuando la luz o el calor se dirigen hacia  cierto lado del material, este se contrae , siendo  capaz de mantener y levantar cosas cinco veces más pesadas  que su propia masa.

Esto hace posible una conducta de movimientos múltiples, como girar,  levantar objetos o seguir adelante. Todo esto sin la necesidad de utilizar ningún componente electrónico, solo se necesitan la luz o el calor, como únicos elementos que  estimularán el comportamiento de este material.

Fuente: Nature

No hay comentarios:

Publicar un comentario