sábado, 26 de octubre de 2013

Se lanza en Australia el primer servicio de entrega de libros realizado por drones




 En la ciudad de Sydney la empresa  Flirtey se ha asociado con Zookal un servicio de alquiler especializado en libros de texto  y utilizara hexacopteros (robots con seis rotores) para entregar los materiales de lectura. El servicio tiene como objetivo reducir los costes postales y  evitar el problema de las entregas perdidas, que se realizarán mediante el seguimiento de la ubicación del teléfono móvil del destinatario.



"Flirtey es la primera tecnología de entrega por  vehículos aéreos no tripulados del mundo", dice el co-fundador de  Flirtey Mateo Sweeney. "Estamos tomando la tecnología que antes sólo estaba disponible para los militares y universidades, iniciando su  comercialización de modo que cualquier persona puede pedir cualquier producto o servicio y hacer que vuele directamente a su teléfono inteligente."



Seis rotores alimentados por  baterías   hacen funcionar el exacoptero con un  control de vuelo inteligente, estos drones pueden continuar funcionando incluso cuando no están trabajando. "Hemos construido  Flirtey utilizando seis motores, por lo que se puede perder un rotor y seguir volando incluso  perder una  batería y continuar en vuelo ", dijo Sweeney.
"Actualmente en Australia se entrega por correo un número  mayor de libros por este sistema, con un coste muy inferior al del servicio tradicional. Al usuario le costará una fracción de la cantidad habitual que el consumidor no tendrá que cubrir porque se incluirá en el presupuesto de marketing de las empresas que están asociadas."
Los libros se ordenan mediante una aplicación de Smarphone, formando  paquetes en  Zookal, antes de que sean trasladados a la dirección del teléfono del cliente .

Haider menciona otra característica de seguridad:. "Cuando el Flirtey llega a su ubicación levita sobre ella  y disminuye la altura, entregando el paquete destinado al consumidor. Si por casualidad alguien  tira  demasiado fuerte  del paquete este sale, manteniendo  Flirtey  el vuelo firme para después seguir con su trabajo.



En un futuro se podrían utilizar para diversas tareas por ejemplo  la construcción, como este grupo de helicópteros robot  que fue programado para levantar y apilar 1.500 ladrillos de poliestireno en una  torre de seis metros de altura, que podemos ver en el vídeo.


" Los drones comerciales pueden  llegar a ser tan comunes como ahora  son   los aviones  convencionales  ", dijo Flirtey co-fundador y CEO Zookal Ahmed Haider.
Esto le da la puesta en marcha y la oportunidad de perfeccionar la tecnología en los próximos años, lista para exportar  a todo el mundo.
Fuente: dezeen


No hay comentarios:

Publicar un comentario