sábado, 12 de octubre de 2013

Horten 2-29 recreación del último avión caza de Hitler


Los mejores expertos en construcción de aviones a escala,  han recreado a partir de unos planos  un caza nazi que ya estaba casi olvidado : el Horten 2-29. Es un modelo aeronáutico futurista  que no llegó a  realizarse en la Segunda Guerra Mundial para su producción en serie.

El objetivo de los ingenieros fue determinar si el llamado caza furtivo era invisible verdaderamente al  radar. En el proceso, se han descubierto nuevas pistas sobre lo cerca que estuvieron los ingenieros nazis de cambiar  el curso de la guerra. El ala-volante Ho 2-29 se parece más al bombardero B-2 de EE.UU  , o algo más parecido a un caza de una precuela de Star Wars, que a un avión de la Segunda Guerra Mundial.


Esta hecho principalmente de madera simulando tener los motores a reacción del modelo original.
 El verdadero avión nazi fue diseñado para volar a velocidades de hasta 970 kilómetros por hora.
Armado con cuatro cañones de 30 mm y dos bombas de 500 kilogramos (1.100 libras), el modelo de producción planificada también tenía por objetivo una aportación bélica .
El prototipo de Horten 2-29  hizo un vuelo de prueba con éxito justo antes de la Navidad de 1944. Pero para entonces el tiempo se acababa para los nazis, y nunca fueron capaces de perfeccionar el diseño o la producción de más de unos pocos  prototipos.


Determinar las capacidades furtivas del Horten, podría ayudar a revelar lo que podría haber sucedido en la guerra si el Ho 2-29 hubiera estado en funcionamiento. Cuando todo se hundía Hittler,  se aferró a los sueños de los secretos Wunderwaffen armas milagrosas ( armas secretas nazis ).


Hittler estaba ardiendo buscando venganza y sintió la necesidad de fabricar un avión que sería prácticamente invisible a la detección del sistema de radar del territorio interior británico.
El resultado  fue único entre los diseños de la Luftwaffe. Para determinar de una vez por todas si el Ho 2-29 tenía capacidades furtivas, los expertos examinaron por primera vez la utilidad del 2-29 y lo probaron con una unidad de radar portátil basado en la  tecnología de la Segunda Guerra Mundial.


El otoño y el invierno de 2008,  se dedicó a la construcción de la re-creación a gran escala en una instalación de pruebas de Northrop Grumman con acceso restringido en el desierto de Mojave en California. El equipo de construcción utilizo materiales y técnicas utilizadas en la  historia del Horten 2-29 consiguiendo una réplica igual que el original, la mayoría de sus componentes están hechos de madera, que estarían unidos  con pegamento y clavos.


Los aviones furtivos se basan en formas que impiden que las ondas de radar  reboten de vuelta a sus orígenes y en los materiales que absorben la energía del radar . Se cree que el avión fue  intencionalmente diseñado para el sigilo.


Pruebas de radar sobre la réplica demuestran que el diseño del avión, hecho de formas suaves,  le habría dado una ventaja significativa frente a radar.
En resumen: El Horten 2-29 parece haber sido el primer avión furtivo del mundo.
Por lo menos un gran misterio permanece: ¿Cómo el caza furtivo de Hitler habría  influido en el resultado de la Segunda Guerra Mundial, el avión habría llegado a la producción en masa?
Abajo tenemos un video de National Geographic en el que se explica toda la historia.







No hay comentarios:

Publicar un comentario