martes, 27 de agosto de 2013

Bicicleta a reacción hecha por un aficionado


Un joven ingles de 32 años ha fabricado una bicicleta  de propulsión a reacción que puede alcanzar grandes velocidades.

Colin Furze buscando entre los trastos viejos encontró una bici que su madre tenia guardada y se le ocurrió instalarle un motor de gasolina, que  hace funcionar un pulsorreactor, para llevar a cabo esta tarea tuvo que alargar el cuadro y los tubos para de esta forma proteger al piloto del calor, a la turbobicicleta se le llamo Norah. El peculiar artilugio recorre 80 km en una hora.


El inventor de este artefacto se dedica a la fontaneria y en sus ratos libres prueba sus locas creaciones que siempre tienen que ver con la velocidad. Colin en su  canal de YouTube muestra sus hazañas que le han llevado a batir el Record Guinness tres veces, como la silla de ruedas para minusvalidos eléctrica más rápida del mundo, con la que adelanto a una avioneta en pleno despegue, o la moto más larga del mundo.
Yo no me atrevería a montar en uno de estos artefactos.




Fuente: The Telegraph

No hay comentarios:

Publicar un comentario