lunes, 28 de septiembre de 2015

Foster and Partners imagina la futura exploración de Marte con hábitats modulares y estructuras impresas en 3D



El estudio de arquitectura  Foster and Partners propone una ingeniosa idea para la construcción de habitats artificiales en otros mundos, entre algunos de los candidatos la idea más populares la de establecer una colonia en Marte.  Uno de los principales problemas de realizar una tarea de tal envergadura es la de llevar grandes cantidades de material a un lugar tan lejano.
Una forma que convertiría en viable este proyecto, podría ser  enviar previamente una serie de robots  semiautónomos pre-programados,  que se encargarían de construir  estructuras  mediante el método de la impresión 3D.
 El sistema consistiría en utilizar el regolito, tierra suelta y rocas  que existen en abundancia en la superficie del planeta rojo como materia prima, para la construcción de una vivienda robusta para dar cabida cómodamente a cuatro astronautas.




America Makes y la NASA son los receptores de esta innovadora propuesta que sería fabricada en dos etapas, calculadas hasta el último detalle, antes de la llegada de los astronautas. los módulos propios medirían 93 metros cuadrados, teniendo muy en cuenta la fisiología humana y la psicología de inculcar un ambiente confortable para los habitantes. Los espacios de cúpulas superpuestas se componen de espacios privados y comunales y acabados con materiales ligeros.




Los robots semi-autónomos seleccionan el sitio  cavando un  cráter profundo, seguido por una segunda entrega de  módulos inflables.



 Tres tipos diferentes de robots se lanzaran en paracaídas a la superficie de Marte, cada uno realiza una tarea especializada dentro del proceso de construcción. Los 'buscadores' más grandes crean el cráter excavando en el regolito. El suelo marciano se fusiona con microondas alrededor de los módulos utilizando los mismos principios involucrados en la impresión 3d actual, formando varios hornos de fusión pequeños. El  regolito fundido crea un escudo permanente que protege el asentamiento de la radiación excesiva y temperaturas exteriores extremas.



La separación de tareas entre el gran número de robots  y la modularidad del hábitat ofrecen  un alto nivel de redundancia  dentro del sistema, si un robot falla, o un único módulo está dañado, hay otros que pueden cumplir su tarea, lo que aumenta las posibilidades de éxito de la misión.




 Imágenes cortesía de Foster + Partners
Vía: designboom


No hay comentarios:

Publicar un comentario