domingo, 3 de abril de 2016

Esta cámara ergonómica Canon 'Water Drop' curvada se adapta perfectamente a la fisionomía del usuario


El cuerpo humano no tiene ángulos rectos, entonces deberíamos preguntarnos  ¿por qué  nuestros dispositivos se siguen diseñado para tener formas ser tan rectilíneas?  Esta propuesta de  cámara fotográfica  'Water Drop' es curva con ausencia de bordes rectos, está esculpida para que encaje perfectamente dentro de la mano del usuario. La forma de este concepto de Canon es como el de una gota de agua, lo que  permite agarrarlo cómodamente para capturar  cualquier ángulo cuando realizamos  nuestras instantáneas. Nikola Mraovic y Luka Bogdanovic concibieron una pantalla delgada que podría aparecer desde el cuerpo redondeado de la cámara curva.
Encerrada en una fina capa de Gorilla Glass y diseñada para ser de doble cara, la pantalla permite  enfocar  y disparar facilitando los selfies. Está cámara nos hace reflexionar sobre los enfoques convencionales para el diseño de la electrónica de consumo. Es hora de que los fabricantes, literalmente, piensen menos en los ingresos con el fin de conectar mejor con los usuarios.







Referencias: behance.net  / yankodesign

No hay comentarios:

Publicar un comentario