jueves, 6 de noviembre de 2014

Mercedes-Benz Vision G-Code incluye una pintura revolucionaria que genera electricidad



La marca automovilistica Mercedes-Benz ofrece una nueva visión sobre el futuro de los coches híbridos, presentando un concepto que  además de tener una gran belleza en sus  formas promete ser   respetuoso con el medio ambiente, integrando tecnologías  capaces  de aprovechar la energía.

Mercedes-Benz Vision G-Code ha sido expuesto en el   Mercedes Advanced Design Studio  de  Beijing, es un plug-in de vehículos híbridos que tiene motor de combustión,  el cual  es alimentado con  hidrógeno para mover  las ruedas delanteras y un motor eléctrico para impulsar el eje trasero transmitiendo  potencia a cada una de los ruedas aplicando una función selectiva en las condiciones de conducción.
Pero la verdadera innovación de este coche es la pintura especial acabada en plata  "multivoltaica" que carga  de forma fotovoltaica como si todo el coche fuera un panel solar y  electrostática cuando el viento roza la superficie del vehículo permitiendo un sistema de recarga adicional cuando  se encuentra aparcado.



Mercedes-Benz Vision G-Code es un modelo cuya principal misión es buscar la mejor manera de aprovechar  la energía incluyendo  un sistema de frenos regenerativos que permiten recargar las baterías cuando se frena.



En cuanto al diseño,  la linea Visual externa es  impresionante con un   parabrisas que integra   las ventanas laterales. Y la singularidad estética  no termina aquí,  ya que el coche tiene un sistema frontal de  luces únicas como  la luz de la rejilla para indicar su posición. Por ejemplo, cuando el coche está aparcado se encienden luces azules , cuando esta en modo eléctrico la iluminación es del mismo color, cuando se alimenta con dos motores de la parte delantera y trasera cambia a morado, mientras que  cuando está en modo de conducción deportiva. cambia a rojo vivo.



El coche tiene ruedas con llantas de aluminio de 21 pulgadas, con radios de fibra de carbono y puertas contra-apertura que le dan un aspecto muy esbelto. La parte más impresionante de los interiores es el volante que sale del panel de instrumentos y se despliega como una mariposa.

El G- Code puede ser desconectado con un teléfono inteligente y el usuario tiene acceso a sistemas de asistencia ayudados por cámaras 3D que  dan el control total del conductor en carretera.









Sitio: MercedesBenz


No hay comentarios:

Publicar un comentario