domingo, 15 de diciembre de 2013

Calzado biologico impreso en 3D autorreparable



 El diseñador e investigador Shamees Aden está desarrollando en Londres un concepto para el funcionamiento de  calzado que sería impreso en 3D,  utilizando material  biológico sintético con la cualidad de poder repararse a sí mismo durante la noche.



El proyecto ideado por Shamees Aden estaría compuesto de protocélulas impresas en 3D,  modeladas a la medida exacta del pie del usuario,  a partir de un material inteligente que se ajusta como una segunda piel. El compuesto  reaccionara  a la presión creada cuando se ejecuta el movimiento, inflando la parte que se precise  para proporcionar una  amortiguación adicional cuando sea necesario.

Aden desarrolla el proyecto en colaboración con el Dr. Martin Hanczyc, profesor de la  Universidad del Sur de Dinamarca  , que se especializa en la tecnología de las protocélulas. Son  moléculas muy básicas, que se pueden combinar para crear organismos vivos.



Mediante la mezcla de diferentes tipos de estas moléculas, los científicos están tratando de producir sistemas vivos artificiales,  que se pueden programar con diferentes comportamientos, como respuesta a la presión, la luz y el calor.

"Las células tienen la capacidad de inflarse y desinflarse y para responder a la presión", dijo Aden en la  conferencia Wearable Futures  en Londres. "A medida que se está ejecutando el movimiento, con sus  diferentes motivos y texturas,  es capaz de inflar o desinflar según la presión que se ejerza sobre  él , pudiendo ayudar a dar  apoyo por ejemplo, a  un corredor."



Después de una carrera, el material de  protocélulas perdería su energía y el  calzado se colocaría en un frasco lleno de líquido con nutrientes, lo que mantendría los organismos vivos y sanos. El líquido también puede ser teñido cualquier color, haciendo que los zapatos puedan asumir ese color ya que las células rejuvenecen.

"El usuario tendría que cuidar de él como si fuera una planta, asegurándose de que se cuenta con los recursos naturales necesarios para rejuvenecer las células", dijo el diseñador.



Aden agregó que su proyecto de calzado fue pensado para ayudar a un mayor número de personas a comprender el potencial de la tecnología de las protocélulas, y afirmó que los resultados especulativos podrían convertirse en realidad para el año 2050.

El proyecto se presentó en Wearable Futures, un evento centrado en las innovaciones en las tecnologías portátiles que tiene  lugar en Londres.

Protocélula de entrenamiento por Shamees Aden

 Fotografía: Sam J Bonos

Via: dezeen


1 comentario: