domingo, 25 de febrero de 2018

El filtro Graphair cuenta con una efectiva membrana que ayudará a conseguir agua potable en el mundo



La crisis mundial del agua está afectando a millones de personas en todo el mundo, pero gracias a la membrana filtrante CSIRO Graphair, estos problemas pueden resolverse pronto a través de una solución viable. La contaminación del agua afecta a casi todas las fuentes de agua dulce en el mundo y, aunque existen purificadores de agua, a menudo se obstruyen y obstaculizan  por los contaminantes químicos y derivados del petróleo. Aquí es donde el CSIRO Graphair entra en juego. La nueva membrana de filtro de agua es tan efectiva que las muestras de agua del puerto de Sydney eran seguras para beber después de pasar a través de la membrana.
La membrana del filtro Graphair está hecha con aceite de soja renovable y utiliza una nueva técnica de filtro que reemplaza el complejo proceso de filtración de agua de varios pasos en un solo paso. La membrana filtra el agua mediante el uso de nanocanales microscópicos, que permiten el paso del agua y la captura de contaminantes en el agua. El filtro de agua Graphair se separa de otros filtros con su capacidad para resistir la suciedad y por lo tanto puede usarse por más tiempo. Las primeras pruebas han demostrado la capacidad del filtro de agua para trabajar incluso cuando está recubierto de contaminantes. El equipo detrás de la membrana espera que esta nueva innovación ayude con la crisis del agua y que comiencen las pruebas de campo el próximo año.

Crédito de las imagenes: CSIRO


Referencias: businessinsider.au Ultra Tendencias

No hay comentarios:

Publicar un comentario