domingo, 5 de junio de 2016

Bionic Leaf convierte la luz solar en combustible líquido



El uso de  fuentes renovables de energía para una vida sostenible siempre ha estado en la lista de prioridades de la humanidad. Por este motivo los científicos no cesan en la continua  búsqueda de métodos eficientes para  la creación de biocombustibles. El Sol siempre será una abundante fuente de energía que  existirá  durante  millones de años, el astro Rey es el encargado de proteger nuestro futuro una vez que las fuentes no renovables se agoten. Por ello  científicos de la Universidad de Harvard han hecho un gran avance en la creación de biocombustibles, de una forma  que cambiará las perspectivas de un futuro próximo. El proyecto se  llama  Bionic Leaf 2.0 , una versión mejorada del anterior dispositivo creado por ellos.




Esta innovación ha tenido lugar  gracias a la labor de  Daniel Nocera, y  Rockwood Patterson Profesores de Energía de la Universidad de Harvard colaborando con  Pamela Silver, Elliott T. y Onie H. Adams Profesores de Bioquímica y Biología de Sistemas en la Escuela de Medicina de Harvard. Estos investigadores han desarrollado un sistema que hace uso de la energía solar para descomponer  las moléculas de agua en hidrógeno y oxígeno. A continuación, el hidrógeno se consume sobre la  marcha, por las bacterias que producen combustibles líquidos utilizables. En cierto modo, esto es un sistema de fotosíntesis artificial que tiene un 10 por ciento de eficiencia. Esto va  mucho más allá de la capacidad de las plantas de más rápido crecimiento, que convierten la energía solar en biomasa con una eficiencia tan sólo 1 por ciento.

El nuevo catalizador producido por el equipo que se comporta como una hoja artificial también es limpio, ya que no se filtra cualquier material sobrante en la solución y auto-cura. El sistema es totalmente biológico, eso significa que la energía es limpia, abundante y durará toda la vida.

Daniel Nocera dijo;

Si se piensa en ello, la fotosíntesis es increíble. Se necesita la luz del sol, el agua y el aire como lo hace  un árbol. Eso es exactamente lo que hicimos, pero mucho mejor, porque  dirigimos toda esa energía hacia la creación de un combustible.

La investigación de Bionic Leaf 2.0 está financiada por el programa First 100  en Harvard.  Nocera tiene la esperanza de emplear  este nuevo tipo de método de producción de biocombustibles en  países en vías de desarrollo como la India.

Crédito: ScienceDaily

No hay comentarios:

Publicar un comentario