jueves, 30 de junio de 2016

Investigadores desarrollan una micro-cámara que se puede inyectar directamente en el torrente sanguíneo



La nanotecnología es útil en varios campos científicos uno de ellos es la medicina,  que con la reducción constante de sus micro componentes está haciendo algunas incursiones en nuevos mètodos de  diagnóstico y tratamiento de enfermedades. Como el realizado por  científicos de la Universidad de Stuttgart que han creado una aplicación nanotecnológica que nos da otra  visión del futuro. Ellos han construido una cámara de tres lentes que no es más grande que el ancho de un  cabello humano y puede ser inyectada directamente en el torrente sanguíneo.
El pequeño tamaño de esta cámara viene como cortesía de la tecnología de impresión 3D. El punto focal de esta unidad de cámara  es de sólo 3 mm de distancia entre las lentes y tiene una anchura de 100 micrómetros.



Esta pequeña cámara puede ser muy útil en  procedimientos médicos que requieren un examen detallado a fondo del cuerpo. Por ejemplo,  endoscopios flexibles que no causan mucho daño. Una idea que no se ha llevado a cabo todavía es inyectar la nanocámara  con  una jeringa directamente en un órgano, incluso el cerebro.
Seguramente no tardará en conseguirse,  pues la impresión 3D avanza a pasos agigantados.



Vía: Phys

No hay comentarios:

Publicar un comentario