viernes, 15 de junio de 2018

El proyecto "smelldect" tiene como objetivo dar a los teléfonos inteligentes del futuro la capacidad de oler



El proyecto "smelldect" fue creado por investigadores del Instituto de Tecnología de Karlsruhe en Alemania. Su "nariz electrónica" se basa en el sistema olfativo biológico, que se compone de 10 millones de células olfatorias equipadas con 400 receptores únicos. Esos receptores envían diferentes patrones de señal al cerebro para decirle lo que están oliendo. El sistema electrónico, que está completamente contenido dentro de un chip de solo unos centímetros de tamaño, funciona de la misma manera. Sin embargo, es mucho más rápido que el sistema humano para identificar los olores que ya se le "enseñaron".

Según los investigadores, la "nariz" todavía tiene mucho que aprender antes de poder incorporarse en nuestros dispositivos.

"La dificultad consiste en el hecho de que un olor no siempre es el mismo. Por ejemplo, el olor de una rosa al sol difiere del de una rosa en lluvia ", dijo el coordinador del proyecto, el Dr. Martin Sommer. "Actualmente, estamos entrenando la nariz electrónica para usos específicos que pueden ser elegidos universalmente".

Los posibles usos diarios incluyen probar el aire en busca de partículas dañinas y determinar si la comida se ha echado a perder.

Referencias: govtech y Ultra Tendencias

No hay comentarios:

Publicar un comentario